28/9/12

Crece grupo masculino de adultos mayores

Consciente de la fortaleza del movimiento femenino y la debilidad de la corriente masculina en la categoría de adultos mayores del Municipio, el Sr. Héctor Guillermo Sánchez Garcés, reconocido médico veterinario de esta población, se dio a la tarea de reunir a los varones mayores de edad que estuvieran dispuestos a conformar un grupo que tuviera las mismas características del núcleo de las mujeres y, al mismo tiempo, se beneficiara de los programas que la Administración Municipal tiene para contribuir al bienestar de este amplio sector de la comunidad tamesina.

Fue así como nació la agrupación que ellos mismos denominaron Los Caballeros de Cristo Rey, en honor a que muchos pertenecieron al grupo de jóvenes que, años atrás, tuvieron como tarea subir en andas y por partes, la imponente estatua del Redentor que hoy custodia desde la empinada cumbre nuestra población.

Esta inquietud fue cristlizándose poco a poco y, luego de iniciar reuniones con 5 o 6 voluntarios, cuenta hoy con 35 ancianos, entre los 65 y los 90 años de edad, quienes asisten sagradamente los martes y viernes a sesiones de fisioterapia pilates, ejercicios de respiración y terapia muscular, bajo la experta conducción de la fisioterapeuta Lucía Ruiz Arango de Bedoya (conocida amigablemente como Lucy), quien se unió al grupo para ejercer su voluntariado en tal sentido y colaborarle al fundador y coordinador del grupo, Sr. Sánchez Garcés, en tan altruista tarea humanitaria. Adicional, y esporádicamente, reciben conferencias de orientación social y médica, con el personal de sicólogos, médicos y otros profesionales del Hospital San Juan de Dios, cuyo gimnasio les ha servido de sede, con la colaboración de su administrador, el Sr. Carlos Mario Jiménez Ochoa.

Hoy, correctamente uniformados por cuenta de la Administración Municipal, Los Caballeros de Cristo Rey se fortalecen cada dia más dentro de la comunidad tamesina, entrando a formar parte del esquema administrativo que cobija el calificativo de Adulto Mayor o de la Tercera Edad, sin discriminación de sexos, acogiéndose a las políticas, programas y beneficios especiales que la Administración Municipal debe tener en relación con los servicios sociales y de salud, y demás actividades instauradas para mantener a este segmento de la población activo y partícipe del diario acontecer de nuestra sociedad, pues el concepto que se tiene de ellos, en la mayoría de los casos, se encuentra bastante alejado de la realidad, ya que muchas veces siguen siendo personas perfectamente sanas y activas, llenas de vitalidad, que disfrutan de la tranquilidad de haber cumplido con todos sus proyectos de vida.