18/8/12

Informe del DAPARD sobre la avalancha en Otrabanda



Luego de los sucesos acaecidos por los deslizamientos de la quebrada La Paloma, la Administración Municipal de Támesis ha estado atendiendo la emergencia con los recursos con los que cuenta el municipio, y, desde el mismo momento del incidente, el personal de la Casa de Gobierno, así como los organismos de socorro de la población: Defensa Civil, Cuerpo de Bomberos Voluntarios y Policía, debidamente coordinados por el Comité de Prevención y Atención de Desastres local, CLOPAD, han estado al frente de la situación, con las siguiente medidas:

A). Levantamiento del reporte de damnificados, el cual se envió al Departamento Administrativo del Sistema de Prevención, Atención y Recuperación de Desastres, DAPARD, de la Gobernación de Antioquia, con la solicitud de ayudas humanitarias, las cuales se estarán recogiendo por parte del municipio este miércoles 22 de agosto. Así mismo, se solicitó, con carácter de urgente, la visita de un geólogo, el cual estuvo en la zona el miércoles 15, cuyo informe incluimos más adelante.

B). Remoción de escombros, lodo y cascajo en el área de El Pantanero y en la vía veredal, para permitir el tráfico de motocicletas y otros vehículos pequeños; igualmente, se ha hecho énfasis en la limpieza de algunas cunetas.— (La fotografía del DAPARD, muestra el nacimiento de la quebrada La Paloma y deslizamiento inicial más alto).

C). Se restableció el servicio de agua para las familias que estaban conectadas al acueducto veredal. Para quienes se surtían de pequeños abastos conectados directamente a la quebrada, se está haciendo la revisión para la conexión al acueducto o al río. En esa labor están comprometidos los fontaneros del Municipio y de la vereda Otrabanda.

D). El jueves 16, el Hospital San Juan de Dios realizó una inspección para valorar la parte médica de la tragedia. Como producto de esta visita, el viernes 17 se llevó a cabo una jornada de fumigación preventiva, en conjunto con el Departamento de Sanidad local.

E). Finalmente, se vienen cuantificando los trabajos que deben realizarse en la Escuela Rural para restablecer el servicio de acueducto y mejorar el sistema de alcantarillado, trabajos que se estarán iniciando la presente semana, previa una nueva visita al área, en compañía de los organismos de socorro, de acuerdo con las recomendaciones del DAPARD, para proceder a la remoción de rocas.

Informe del DAPARD

De acuerdo con el informe presentao por el Asesor Asistente Técnico en Gestión del Riesgo del DAPARD, Hernán Vélez Pineda, se visitaron varios puntos a lo largo del cauce de la quebrada La Paloma, desde el nacimiento de uno de sus afluentes menores hasta el cruce con la carretera veredal, para identificar los daños ocasionados por el desbordamiento de la quebrada y el estado en que se encuentra el cauce, los taludes del canal, el área donde se depositó el material transportado y el estado de las viviendas afectadas o vecinas a ésta.

A lo largo del cauce de la La Paloma, se pudieron observar desprendimientos de suelo y roca de los taludes que conforman el canal de drenaje y que, debido a la pendiente del perfil longitudinal de la corriente, viajó durante un largo trayecto para depositarse, finalmente, en la parte baja de la vereda Otrabanda, justo donde la quebrada pasa de realizar un recorrido por un estrecho cañón y se abre a una amplia terraza, correspondiente a un abanico aluvial y a depósitos de vertiente formada, a través de los años, por eventos similares. Inicialmente, en la cota 2.450 metros sobre el nivel del mar, el cauce de la quebrada recorre un tramo más o menos pendiente de unos 200metros, para luego encontrar una pequeña terraza, sitio en el cual se depositó gran parte del material arrastrado en este primer tramo por el primer deslizamiento, ubicado justo en el nacimiento de la corriente.— (Aspecto de la terraza y del material transportado y depositado por al quebrada en la avalancha – Fotografía DAPARD).

En el recorrido se pudo establecer que, además de lo anterior, hay áreas aledañas al riachuelo que presentan poca o nula vegetación arbórea, ya que los terrenos fueron adecuados para la siembra de pasto para ganado. En la cabecera del nacimiento se pudo observar la reforestación que se realizó en años anteriores por Corantioquia, ubicada en la margen izquierda, pero que, lamentablemente, no se le dio continuidad.

RECOMENDACIONES:

  • Gestionar con la Gerencia de Servicios Públicos la asesoría y cofinanciación de las obras que se requieren para reponer la bocatoma y parte de la tubería destruida.
  • Gestionar con la Secretaría de Infraestructura la asesoría y cofinanciación para la reparación de la carretera y de las obras de drenaje dañadas o inutilizadas.
  • A mediano plazo, las viviendas relacionadas deben ser desalojadas, ya que en un futuro se pueden ver afectadas por una avalancha de mayores dimensiones. Ellas mismas se encuentra edificadas en una terraza correspondiente a un abanico aluvial formado por eventos similares y tal vez mayores, ocurridos en años anteriores.
  • El municipio debe proceder con la inspección de la roca que se halla en la parte alta de la cascada escalonada, para confirmar su estado. Si esta suelta se debe proceder con una de dos alternativas: Lanzarla pendiente abajo o utilizar voladura para dejarla en fragmentos mucho más pequeños, los cuales deben ser posteriormente lanzados por la cascada o retirados del cauce. Esta labor se debe desarrollar conjuntamente con los Bomberos y la Defensa Civil, cuidando de que no haya presencia de personas cerca de la zona de riesgo. Adicionalmente se debe constatar si existen otras rocas sueltas a lo largo del cauce y que pueda rodar por esta cascada al ser transportada por la quebrada.
  • Se observó gran cantidad de personas caminando por la zona afectada. Por el momento, y hasta que el material depositado en la terraza no haya solidificado o haya sido lavado por el agua, las autoridades deben restringir el ingreso en la zona donde se depositó el material transportado por la quebrada, o sea en la terraza que se encuentra inmediatamente termina el cañón de la corriente, donde se encuentran las rocas de gran tamaño. Lo anterior para evitar posibles lesionados por estar el terreno blando o por inestabilidad de alguna roca o del suelo mismo, ya que debajo de las gravas, arenas y lodos, puede haber presencia de rocas que están quedando sueltas por el lavado interno realizado por el agua.
  • Se debe constatar por personal idóneo como los Bomberos y la Defensa Civil y que estén entrenados, que algunas de las rocas depositadas en la terraza no hayan quedado en una situación de riesgo a moverse por la acción de las personas o los animales ya que, en un futuro, constituyen un factor de riesgo al ubicarse al lado de una de ellas.
Coordinar con Corantioquia la continuación del plan de reforestación realizado años atrás, especialmente en la zona alta de la montaña y en las áreas aledañas al cauce de la quebrada, involucrando a los propietarios de las tierras y a la comunidad en general, para que tome conciencia de la importancia de la misma.