2/1/12

Acto Simbólico de Toma de Posesión en el Atrio Parroquial

Juan Martín Vásquez Hincapié dirigiendo su saludo protocolario a los componentes de la Mesa Directiva. De izquierda a derecha: Subintendente Arbey Arredondo, Capitana Xiomara Jácome, Doctora Diana Patricia Henao Montoya, Sargento Juan Ramírez y el Presbítero Mario Agudelo Ramírez, Párroco de Támesis.

Después de haber asistido a una Eucarístia de Buenas Intenciones, el pasado domingo tomó posesión simbólica de la Alcaldía del Municipio de Támesis el Abogado, Comunicador Social y Periodista, Juan Martín Vásquez Hincapié, en ceremonia celebrada en el Atrio de la Iglesia Parroquial, luego de la cual el Alcalde y su comitiva, al igual que los nuevos Secretarios de Despacho y los Concejales electos, se dirigieron a la Casa de Gobierno Municipal, en donde le fueron entregadas las llaves del edificio.

Durante el desarrollo de la mencionada actividad, el Presbítero Mario Agudelo Ramírez, Párroco de Támesis, ofreció toda su colaboración personal e institucional al mandatario entrante, “con el fin de que, obrando como un solo equipo comunitario, logremos hacer de ésta, nuestra población, una de las más pujantes del área y que toda la semilla que está regando en nuestras comunidades produzca los mejores frutos para bien de las nuevas generaciones”.

Enfatizó, así mismo, que “debemos adoptar la bandera de la cultura y el civismo como único instrumento de paz y convivencia ... Por eso, le deseo muchos éxitos en su Administración para que su imagen se proyecte en todas las dependencias gubernamentales del Departamento y de Colombia y así, dentro de cuatro años, tengamos al mejor Alcalde de Antioquia y, por qué no, del país”.

Ofrenda Floral al Monumento de los  Fundadores, por parte del nuevo Alcalde
y su Señora Madre, Rubiela Hincapié Naranjo, Primera Dama del Municipio
Luego de escuchar la lectura del Acta de Posesión hecha ante la Notaría Única del Círculo de Támesis, y de serle impuesta la Banda Tricolor por parte de la doctora Diana Patricia Henao Montoya, Jueza Municipal del Circuito Judicial de Támesis, el Primer Mandatario se dirigió a los presentes agradeciendo, en primer término, la voluntad del pueblo tamesino que, libre y democráticamente expresada en las urnas el pasado 30 de octubre, decidió un cambio mayoritario en la composición política y administrativa de nuestra población, cuyo primer resultado fue la elección de este servidor de ustedes como nuevo Alcalde del Municipio para el cuatrienio 2012 – 2015”.

“A todos y todas, vaya nuestro reconocimiento de gratitud... A los jóvenes, que hoy no son el futuro sino el presente de nuestra sociedad, les pido con el corazón en las manos que nos ayuden a construir el Támesis que tánto hemos soñado, en donde reine el amor, la paz, la convivencia y la equidad ciudadana”.

“Al nuevo Gabinete Municipal, ese grupo de entusiastas profesionales que acabamos de presentarles, sólo les pido ánimo, fe y paciencia activa, para que con su esfuerzo, tesón y buena voluntad, logremos hacer entre todos que las cosas sean mejor cada día, no obrando de manera individual, sino colectivamente en beneficio de la colectividad”.

“Una región progresista, solidaria, unida y en hermandad comunitaria, tiene que ser el lema que cobije nuestro estandarte de identidad para el período gubernamental que hoy iniciamos revestidos del mayor de los optimismos posibles para salir adelante. Es por eso que, para plasmar nuestro sentido de pertenencia pluripartidista que hoy comienza, hemos adoptado un lema que encierra toda la filosofía de la integridad y la calidad educativa, el cual esperamos se convierta en la piedra angular de nuestro desarrollo: “¡Educándonos para el cambio!”, un plan de gobierno que busca armonizar nuestro progreso con los objetivos del milenio para la humanidad: educación para el individuo, vivienda digna para las familias y conectividad para las comunidades”.

Dijo finalmente “que la transformación y el cambio que nos hemos propuesto, no recae solamente sobre esta Banda Tricolor que llevo sobre mi pecho, sino que exige el compromiso, la unidad y la colaboración de todos ustedes en los diferentes campos de la vida ciudadana... Por eso, les pido una vez más, que no me dejen solo, relegado a la melancolía del poder, porque de esta manera no podré cumplir la promesa que me impuse de hacer de nuestro municipio uno de los símbolos del progreso y desarrollo del suroeste antioqueño”.

“Si aunamos esfuerzos, si caminamos en una misma dirección, si nos fijamos una misma meta y un mismo objetivo, tengan la seguridad que no los defraudaré ni un solo momento”.