24/12/11

Despidamos el año con respeto, dignidad y unidad ciudadana

Un anónimo pensador, de esos que han enriquecido la filosofía popular de los pueblos con sus ocultas agudezas del ingenio, afirmó algún día, quién sabe dónde, que “el respeto es la actitud y la acción del ser humano, de no dañarse a sí mismo, a sus semejantes ni a su entorno”.

Interpretando el sentimiento humanitario de esta verdad universal, hacemos un caluroso llamado a toda la población tamesina para que en estas festividades de despedida del año demostremos que somos una comunidad digna de nuestros modales cívicos y morales, y que estamos conscientes de que el respeto a los demás es una de las bases principales sobre la cual se sustenta la ética y la moral ciudadana en todos los campos de la vida pública y privada, así como en cualesquier época o circunstancia por la cual estemos pasando.

Esperamos que todas nuestras acciones recreativas estén encaminadas a iniciar un nuevo calendario con la misma dignidad que impusimos durante nuestra campaña proselitista y que nos ha caracterizado hasta el presente, para aceptar y comprender el punto de vista y las actuaciones de nuestros coterráneos, respetando su forma de pensar aunque ésta no sea igual a la nuestra.

Celebrando en confraternidad y unidad ciudadana, sin triunfalismos, sin atropellos de la dignidad y honra de quienes nos rodean, sin alusiones personales de ninguna índole, estaremos demostrando que sí queremos un cambio y, al mismo tiempo, estaremos sentando las bases de un futuro mejor para nuestro municipio, ya que, desde este momento, debemos fortalecer cada dia más el valor que representa el respeto mutuo entre nuestras comunidades, como única manera de construir la sociedad que siempre hemos añorado: educada, culta, pacífica, fraternal, emprendedora, unitaria y, muy especialmente, digna de un programa de gobierno adaptado por la comunidad y avalado mayoritariamente en las urnas: Porque Támesis tiene que cambiar.