20/9/11

Clamor unánime del campesino por la recuperación agroindustrial


En su diario devenir por valles y veredas del Municipio, el candidato pluripartidista a la Alcaldía de Támesis para el período administrativo 2012-2015, el Comunicador Social y Abogado Juan Martín Vásquez Hincapié, visitó el pasado fin de semana las regiones de San Antonio y San Isidro escuchando el clamor general de sus habitantes en el sentido de recuperar los programas agroindustriales que imperaban en otras épocas y, al mismo tiempo, comprometer a la nueva Administración Departamental en la ejecución de proyectos de interés general que beneficien al campesino y a la comunidad tamesina en general, la cual ha venido siendo azotada por el sectarismo y la politiquería de las últimas administraciones municipales.

En San Antonio hicieron especial énfasis en revivir el proyecto múltiple de generación de energía y riego de predios, mediante el aprovechamiento de nuestros recursos hídricos, concretamente de la Cuenca del Riofrío, y la construcción del cable veredal multipropósito a Cristo Rey, ofrecido gratuitamente por el gobernador Luis Alfredo Ramos Botero durante el desarrollo del Décimonoveno Cabildo Municipal celebrado en esta población el sábado 22 de noviembre de 2008, proyecto que aún no ha sido ejecutado por oscuros motivos que la comunidad desconoce.


Por otro lado, en la vereda San Isidro, el Sr. Luis Villada, líder comunal de la región, pidió no llegar con las falsas promesas de otros tiempos y otros aspirantes. Contrariamente, ofreció su apoyo y el de sus vecinos de El Rayo y El Encanto, para que “unidos en un solo propósito, mediante convites comunales participativos, logremos recuperar las bondades de la agroindustria, la reestructuración de la Umata, el incentivo de los programas deportivos veredales, la reinstauración de los restaurantes escolares, la reconstrucción de la malla vial terciaria y todas aquellas actividades de integración ciudadana que existían una década atrás y que hoy se han perdido por ineficiencia, discriminación e indiferencia de nuestras clases dirigentes”.

“Señor Juan Martín —dijo el líder comunal— porque Támesis tiene que cambiar, nosotros lo nombramos a usted gerente de ese cambio”.