28/7/11

Sabor de anís aguardientado

Caminar por la vereda La Pastora es encontrarse con una región diferente de Támesis: es una vereda que conserva el dulce de la caña y de su aroma en la molienda panelera, ahora también tiene el  olor del cardamomo sembrado en sus tierras… para mí, en especial, es el recuerdo del caballo que me lleva entre San Pablo, Guayabal y La Pastora al ritmo de ranchera, el sabor del anís aguardientado  en la fonda de los Osorno y de un amor a cabalgadura. ¡Qué bonito haber vuelto!

Todas las fotos aquí